Adquisición.

Si te quieres comprar un caballo, te recomiendo leas con atención la información que aquí te presento.

  • Asesórate con alguien que conozca de este tema.
  • Antes de elegir un caballo ten siempre presente dos criterios fundamentales: Cuáles son tus posibilidades ya que es considerable el monto económico que uno destina diariamente a este fin y con qué fin has decidido realizar la compra, recuerda que los caballos necesitan compañía (por lo menos otro caballo), muchos cuidados, espacio, ejercicio diariamente y tiempo para tenerlo como él se merece.
  • A que tipo de disciplina ecuestre quieres pertenecer para que logres una buena adquisición.
  • Cual es la raza que más te conviene (INVESTIGA).

No todas las razas son convenientes, es decir, el tipo de caballo va en relación a tu experiencia, al deporte a realizar, estatura del jinete, etc. Hay un dicho que dice  “Caballo viejo (mayor a 8 años) para jinete nuevo” para que lo tengas presente, si eres jinete nuevo no compres un caballo nuevo, por que de él no aprenderás nada, es decir no le sacarás provecho y te acabarás cansando, necesitas un caballo que tenga buena rienda y un temperamento paciente para que te enseñe. Si eres jinete nervioso debes comprar un caballo tranquilo y seguro (apacible), de lo contrario puede venir un accidente.

  • Procura comprar un caballo que tenga buena doma y rienda, por lo menos lo básico.
  • No creas todas las bondades que te dicen del caballo, cerciórate varias veces que sean ciertas, hay gente muy mala que con tal de vender son capaces de decirte maravillas del caballo.
  • No compres el primer caballo que veas, cerciórate de la edad, de su temperamento y carácter.
  • Recurre a un veterinario para realizar un reconocimiento de compra, quién tras un completo examen clínico (en el que analizará el paso, trote, galope, pies, aplomos, dentadura, cascos, visión, capa, conformación, etc.), realizará un dictamen adecuado.
  • Llega al lugar donde lo tienen sin avisar para que veas al caballo descansado, muchas veces lo trabajan antes de que llegue el cliente para que esté tranquilo.
  • Obsérvalo en su caballeriza y en el potrero libremente.
  • Hazle un breve examen en un lugar iluminado, de preferencia bajo la luz del sol.
  • Regatea siempre el precio inicial, empezando por una cifra más baja de la que realmente tienes pensado gastar.
  • No realices el pago del caballo de inmediato, es conveniente dar sólo una parte (10%) de lo pactado dejando el resto para después de haber comprobado que realmente el caballo cumple las expectativas.
  • Trata de conseguir que el vendedor te conceda un periodo de prueba (15 días), si es así debes tener sumo cuidado con el caballo durante esa época ya que cualquier accidente que sufra será bajo tu responsabilidad y lo tendrás que pagar, esto te ayudará a conocer resabios, vicios, miedos, etc.
  • Observa al caballo atado y trabajando en frío, que lo ensillen frente a ti, que le levanten las 4 extremidades, que le jalen la cola, que le den de comer poco concentrado una vez que esté en la caballeriza para que veas como reacciona.
  • Hay caballos muy buenos sin registro, pero si tu buscas un caballo con registro, cerciórate que te lo den al momento de dar el primer pago y que éste esté avalado por alguna institución reconocida, así mismo pide la copia de los registros de los padres y la relación genealógica.
  • Pregunta que tipo de alimentación está teniendo, pídeles un bulto del concentrado que le dan para que hagas el cambio gradual.
  • Una vez que lo hayas comprado llévalo por medio de una jáquima a que conozca su nuevo lugar, que sepa donde está el agua, que conozca a los demás caballos por medio del olfato y la vista de preferencia con una cerca intermedia, no lo dejes libremente en el potrero porque pueden lastimarse, si es macho no lo pongas con otro macho, ni con yeguas inmediatamente y si es yegua no la pongas con potros o con yeguas dominantes. Déjalo que huela el tiempo que sea necesario, una vez que se tranquilicen TODOS los caballos y se relajen podrás estar tranquilo
  • Una vez que este en tu cuadra o rancho NO dejes que lo monte un menor de edad, conócelo muy bien durante 3 meses y luego forma tu criterio.Saludos.

    Equipo ROMA.

Países que pertenecen a la Fraternidad Roma