Alimentación.

CÓMO ALIMENTAR A MI CABALLO

Es importante tener un buen control en esta área, pues nuestro cuidado le ayudará al caballo a tener una mejor calidad de vida. En realidad es un factor que tiene muchas variantes, tales como la edad, tiempo de ejercicio o trabajo, si está o no en periodo de recuperación por alguna lesión, si está gestando o lactando, por la época del año, si está en semilibertad o estabulado, o simplemente por las características nutrimentales y fichas técnica de los insumos.

En general podemos decir que la alimentación del caballo doméstico se compone de tres elementos principales: agua, forraje y concentrado. Sin embrago, los minerales y vitaminas son esenciales y sobre todo las vitaminas para los caballos que trabajan duro.

Lo importante para la salud del caballo es lograr el equilibrio perfecto en la cantidad a proporcionar de cada uno de estos alimentos.

Sistemas Antinaturales.

En situaciones domésticas empleamos sistemas que van en contra de la naturaleza del caballo, como por ejemplo:

• Normalmente reducimos el tiempo que emplearía el caballo en estado salvaje para buscar comida en menos de una cuarta parte.
• Le proporcionamos una alimentación en un nivel muy concentrado de nutrientes, por lo que le damos menos cantidad. Y ahora ya salió una nueva generación de concentrados que te garantizan no usar forraje (En mi opinión este tipo de alimento desequilibra aun más a los caballos, pero si estas en una zona donde no hay forrajes, pues adelante) .
• Restringimos la variedad de alimentos a escoger, siempre o casi siempre le damos el mismo forraje y el mismo concentrado, cuando en la naturaleza conforme cambian las temporadas va cambiando el forraje, en ocasiones lo tomarán verde y otras veces lo tomarán seco.

NOTA: Para el caballo es mejor tener suficiente pasto de mala calidad (Bajo Nivel Nutricional – BNN) pero LIBRES de polvo, hongos, moho o humedad, que pastos de buena calidad sean o no controlados, es decir que el sistema digestivo del caballo estará más sano si le proporcionamos pastos o hierba de diferentes tipos y de preferencia de BAJO VALOR NUTRICIONAL.

Algunos posibles problemas derivados de una mala alimentación pueden ser la obesidad, anemia, gastritis, cólico, entre otros.

Es importante saber las reglas de alimentación que se deben llevar a cabo. En esta sección te recomiendo lo siguiente:

• Mantén siempre una dieta equilibrada con los porcentajes correctos de concentrado y forraje. (Consultar Porcentajes de Alimentación, Concentrados y Forraje en la sección de cuidados).
• Cuando llegues en la mañana a ver a tu caballo, observa que haya dejado un poco de forraje de su última ingesta en el suelo; de esta forma estarás haciendo un caballo mentalmente sano, ya que en la naturaleza el caballo come la mayor parte del tiempo y eso hace que no se aburra y no forme vicios de caballeriza aunándolo a una rutina de ejercicio diario. Se recomienda un slow feeder para el forraje.
• Si el caballo está en caballeriza NO lo dejes más de ocho horas seguidas sin comer. Tampoco es recomendable darle una gran cantidad de comida en cada tiempo, debido a que su estómago es muy pequeño y le impide consumir grandes cantidades a la vez.

Para prevenir cólicos y hacer que asimilen mejor el concentrado es IMPORTANTE que el primer alimento sea forraje y una vez que se lo haya terminado darle concentrado. Si el caballo se atraganta con el concentrado métele tres piedras de río del tamaño de una pelota de tenis o poco más grandes y lo más redondas que se puedan para que el caballo busque la forma de comer despacio o bien adquirir un slow feeder para grano.

Un caballo que no come, produce ácidos que crean úlceras en su sistema digestivo y con seguridad bajará el rendimiento de tu animal. La comida debe ser de preferencia de 3 a 4 veces al día. Esta es una regla que hay que tener bien presente a la hora de darle de comer al caballo. Una media de cuatro comidas diarias resultará ideal para la salud del animal, haciendo que su estómago trabaje casi como lo haría en estado salvaje.

La razón es muy sencilla: Si repartimos toda la comida a lo largo de la jornada, facilitaremos la buena digestión y una mejor asimilación de los alimentos.

Ejemplo:
1 tiempo 7:00 a.m. forraje (la mitad de su ración) y posteriormente concentrado.
2 tiempo 12:00 p.m. forraje (la mitad de su ración).
3 tiempo 5:00 p.m. forraje (la mitad de su ración) y posteriormente concentrado.
4 tiempo 10:00 p.m. doble ración de forraje y observa al siguiente día que haya dejado un poco de forraje de esta ingesta en el suelo.

NOTA: Hace tiempo se crearon unos despachadores de forraje denominados slow feeders, éstos se diseñaron con el único objetivo de hacer que el caballo coma más despacio su ración de forraje, lo cual ayuda a que el caballo invierta más tiempo masticando y : LA SALUD MENTAL DEL CABALLO DEPENDE DEL TIEMPO QUE PUEDA INVERTIR MASTICANDO. Se recomienda usar un slow feeder en todas las ingestas al día.

Si mantienes una rutina alimenticia y la sigues de esta manera, el caballo tendrá una correcta regulación del intestino. Los caballos son animales de costumbres, cualquier cambio en el horario de sus comidas les puede ocasionar trastornos. Recuerda que un caballo en invierno debe de comer más forraje para mantenerse caliente, por medio de la digestión, pero no olvides mantenerle agua fresca para que pueda estar bebiendo, si está muy fría el animal no beberá y puede ocasionarte trastornos digestivos.

NOTA: Si tu caballo está en un régimen alimenticio para bajar de peso, suminístrale más pastura de bajo contenido energético y proteínico.

• Te recomiendo que si vas a hacer algún cambio, lo hagas GRADUAL es decir poco a poco y sin cambios repentinos.
• Pregúntale a un experto e investiga la calidad de los alimentos que le darás a tu caballo.
• Una vez que haya comido el caballo, déjalo descansar antes de que haga trabajos fuertes o que tenga que viajar. NO obligues a tu caballo a realizar trabajos fuertes o a viajar justo después de haber comido.
• Todos los comederos deberán ser lavados con agua por lo menos una vez a la semana, y los contenedores donde se guarda el alimento de preferencia una vez que se hayan vaciado. Puedes utilizar agua con cloro si estás en un lugar con mucha humedad o para desinfectar ciertas zonas.

Por otro lado siendo realistas, muchos cuidadores únicamente dan dos comidas diarias a sus caballos. Yo recomiendo que esto sólo se haga en caso de que sea totalmente obligatorio y siendo así debes tener en cuenta que la última ración deberá contener mayor cantidad de forraje, la cual el caballo irá consumiendo durante la noche, con lo que conseguiremos lo siguiente:

  • No consumirá su cama.
  • Evitará comer aserrín o madera.
  • Podrá asimilar mucho mejor esta última ración, favoreciendo la digestión.
  • Y es poco probable que te desarrolle vicios de caballeriza.

NOTA: NO USAR pastureros altos ya que el caballo por naturaleza come con el cuello abajo, acto que no puede realizar con los pastureros altos, estos le pueden modificar la mordida, desarrollar contracturas musculares o pellizcos lumbares y en ocasiones puede causar un accidente mortal al golpearse con él. Te recomiendo poner la pastura en la misma bandeja DE PISO donde se le pondrá el concentrado, estas bandejas tienen una capacidad cerca de los 40 Litros o en un slow feeder. Si el caballo acostumbra a meter las patas y tirar el concentrado, podrás amarrar el comedero a un ángulo de la caballeriza, en lo que le quitas el vicio.

PORCENTAJES DE ALIMENTACIÓN

Para determinar el equilibrio correcto entre concentrado y pastura te puedes guiar en estos dos parámetros para determinar la cantidad de comida que requiere el caballo:

  • El grano o concentrado va en función a la tabla nutrimental del fabricante, pero aún así existe una tabla la cual personalmente utilizo y me da muy buen resultado:1Kg de concentrado al día X cada 100 Kg. de peso óptimo del caballo.
    • Caballo Alto Rendimiento:

    1 Kg de Concentrado de alto porcentaje de proteína arriba del 18%.

    • Caballo mediano rendimiento:

    ¾ Kg de Concentrado.

    • Caballo de bajo rendimiento:

    ½ Kg de Concentrado.

    • Caballo recreativo:

    ¼ Kg. de Concentrado.

  • El forraje o pastura debe ser correspondiente al 3% del peso óptimo del animal y del 80 al 100 % de la dieta del caballo y que sea de bajo nivel nutricional de lo contrario se volverá obeso. Es decir no avena y no alfalfa a menos que sea de alto o mediano rendimiento.

Saludos.

 

Equipo ROMA.

Países que pertenecen a la Fraternidad Roma