Cuidados de invierno para los caballos de la tercera edad.

Como tratar a nuestros caballos de la tercera edad cuando el invierno es muy crudo.

El principal objetivo es proporcionar la energía adecuada, el cómo suministrarla dependerá del alimento disponible y las necesidades de cada caballo.

Aquí te mencionamos algunos consejos:

1.- Lo primero que hay que evaluar es el estado físico del animal, un caballo con mucha grasa tendrá más reservas cuando baje al temperatura. La mejor forma de ganar grasa en los animales es por medio de cereales rolados , remolacha en trozos y suministrar 3 ó 4 veces por semana un poco de aceite como el de linaza, maíz, aguacate, oliva para que aproveche mejor las propiedades de los granos.

2.- Posteriormente tendrás que suministrar forraje de bajo nivel nutrimental 24 horas al día ya que así además de proporcionar algo de energía, servirá para que el animal logre regular su temperatura corporal (se recomienda un slow feeder).

Existe un promedio de cuanto heno puede consumir diariamente un caballo. En la mayoría de los casos, va a consumir del 2.5 al 3% de su peso optimo por día. Pero esto sólo será para caballos jóvenes y con buenas reservas, que no requieren tanto el regular su temperatura, posiblemente el caballo viejo te pida más forraje pues su capacidad de regular su temperatura disminuye con la edad.

3.- En las personas las bajas temperaturas aumentan en gran medida la necesidad de ingerir calorías, e igualmente pasa con los caballos y más si se encuentran al exterior.

Si el animal no tiene una ingesta energética, consumirá sus reservas de grasa para mantener la temperatura corporal y esto ocasionará una baja de peso o peor aún la muerte del animal. Para un caballo en la tercera edad, el perder peso no es una opción, ya que el invierno será más duro para él que para los caballos jóvenes.

Puedes considerar suministrarle al caballo viejo un complemento alimenticio en esta época.

4.- Si el tiempo empeora y tu caballo se encuentra en el exterior te aconsejo le busques un refugio en lo que pasan los días más severos.

7.- Por otro lado te aconsejo, que un mes antes de que empiecen los fríos de invierno ya no bañes a tu caballo y menos con shampoo o jabones ya que la mayoría de estos quitan los aceites naturales de la capa y éstos ayudan a formar una película resistente ante el frío, el agua y la nieve, además evita cepillarlo con cepillos de cerdas duras o rasquetas que tiran el pelo de invierno. Deja que tu caballo haga pelo de invierno , eso es lo natural para él y lo protegerás de las inclemencias del tiempo.

En caso de que tu animal no forme pelo de invierno te recomiendo taparlo con una camisa ecuestre que le brindará calor en los días de invierno.

8.- Otro consejo que te puedo dar es asegurar el agua a una temperatura calida por arriba de los 10 ° C (50ºF) esto ayudará a que aumente las ingestas de agua y también puedes agregar 1/2 cucharadita de sal de mar en el concentrado que le darás en cada ingesta al caballo para motivar a que tome agua. Así evitarás los impactos intestinales (cólicos).

Todo propietario deberá satisfacer estas demandas si desea conservar en buen estado a su caballo viejo que le ha dado tantas satisfacciones.

Saludos.

Equipo ROMA.

Países que pertenecen a la Fraternidad Roma