Ejercicio.

El ejercicio mejora la digestión y la circulación, además previene el aburrimiento que es la principal causa de vicios (SI Y SÓLO SÍ SE RETA A SU INTELIGENCIA).

El sistema circulatorio del caballo requiere del movimiento frecuente del cuerpo en especial de las extremidades para que haya circulación hacia los cascos. Los animales estabulados o que realizan viajes largos dentro de un remolque pueden sufrir de hinchazón, para que esto no suceda es importante hacer una caminata diaria de 15 a 20 minutos.

La cantidad de ejercicio se rige de acuerdo al estado o condición física del caballo.

El ejercicio debe ser paulatino y en incrementos de tiempos y aires, es decir , si nuestro caballo es nuevo o tiene mucho tiempo sin trabajo, el ejercicio no debe rebasar los 20 minutos y no debemos de pasar del trote, sí nuestro caballo está ejercitado y en condiciones de trabajo, el ejercicio podrá ser más extenso y podemos llegar al galope. Te recomiendo ser GRADUAL sobretodo en aires como el galope y estar al pendiente de tu caballo, una mala sesión de entrenamiento puede perjudicar seriamente a tu caballo.

NOTA: Es recomendable que todo plan de ejercicio de alto rendimiento vaya de la mano de una dieta balanceada y un examen físico realizado por nuestro medico veterinario de confianza.

Si tu caballo es nuevo o tiene mucho tiempo sin trabajo:

Puedes empezar las dos primeras semanas con ejercitación ligera (caminar) por 20 minutos diarios la primer semana y la segunda semana subirlo a 40 minutos diarios.
Continúa con dos semanas de intervalos regulares de trote, la primera 20 minutos diarios y la segunda súbelo a 30 minutos. Que el trote no supere la mitad del tiempo de la sesión.
Posteriormente finaliza con tres semanas de ejercicio mixto (paso, trote, trote de trabajo y galope ligero) por 1 hora aproximadamente en total sin contar el paso, ejemplo:

Paso (15% del tiempo). 9 a 10 minutos.
Trote (30% del tiempo). 18 a 20 minutos.
Galope ligero (25 % del tiempo) puedes subir el paso pero no por mucho tiempo. 15 a 20 minutos.
Trote (20% del tiempo). 12 a 15 minutos.
Paso relajado (10 % del tiempo). 6 a 10 minutos o MÁS.

Es recomendable empezar el trabajo con ejercicio de estiramiento (POSTERIORMENTE A LA DESCONTRACCIÓN DEL CABALLO), tanto para el caballo como para el jinete (independientemente de la disciplina o trabajo que se haga), estos les servirán para que se relajen mutuamente, así harán mejores movimientos y a ti en particular te ayudará a mandar comandos más armónicos y posteriormente seguir con controles de movimiento y POCO trabajo a cuerda (2 o 3 vueltas en cada aire SIN ABUSAR) a los tres aires (paso, trote y galope) hacia los dos lados, esto relajará al caballo y pondrá mayor atención, una vez terminado el trabajo a la cuerda, podemos empezar a trabajar, ya sea reforzando ejercicios pie a tierra, en trabajo pasivo o bien trabajo activo montado.

NOTA: Al dar cuerda (picadero) sólo se logra el desarrollo físico y reforzamos el lado derecho del cerebero del caballo (parte instintiva), pero NO nos sirve para desarrollarlo emocionalmente, ni mentalmente ya que es un ejercicio SUMAMENTE aburrido para él, en donde acentuamos nuestra característica de depredador.
EN MI MUY PERSONAL PUNTO DE VISTA NO RECOMIENDO ABUSAR DE ESTE EJERCICIO.

Al terminar la sesión de ejercicio, antes de enfriarlo te recomiendo elongarlo para darle mayor elasticidad a sus músculos y una vez que se haya enfriado el caballo,  te recomiendo darle buen baño para enfriarlo y quitarle el sudor.

De 30 a 40 minutos después de haber realizado el trabajo se le podrá dar de beber agua al tiempo (NUNCA HELADA), posteriormente puedes darle media ración de pastura.

Si un día trabajas muy duro a tu caballo, te recomiendo que al otro día lo saques a estirar y a caminar (descontracción) unos 20 minutos, esto le servirá para desentumecer las articulaciones y o deshinchar las patas y finaliza de nuevo con estiramiento pie a tierra.

Es importante que cuando ejercitemos nuestro caballo nos cercioremos de que su ultima ingesta fue una hora y media antes de empezar el ejercicio, sobretodo con el grano.

Si quieres que tu caballo responda correctamente recuerda; Buena alimentación, agua limpia, plan de ejercicio y tiempo de recuperación.

NOTA: NUNCA trabajes troté y galope en trabajo a la cuerda a un potro menor a dos años, ya que puedes afectar sus articulaciones, y tampoco trabajes ejercicios de impacto de articulación a potros menores de 4 años, deja que maduren y formen músculos, verás la diferencia.

Las radiografías pueden decirte si son aptos o no para realizar determinados ejercicios.

Y RECUERDA:
TRABAJAR SOBRE UN BUEN SUELO ES IMPRESCINDIBLE, QUE NO HAYA PIEDRAS, QUE NO ESTÉ RESBALOSO, ENLODADO, DURO, O DEMASIADO BLANDO, ETC…

Saludos.

Equipo ROMA.

Países que pertenecen a la Fraternidad Roma