Salud.

¿Cómo saber si mi caballo está bien de salud..?

Hay varias actitudes en el lenguaje del caballo que nos pueden decir si está enfermo.

Un caballo sano se muestra alerta y atento a todo lo que sucede a su alrededor, la piel es elástica y se mueve con facilidad sobre los tejidos, no tiene demasiada caspa, los ojos y las membranas internas le brillan, así como los ollares y encías tienen color salmonado.

Por lo general los caballos permanecen de pie durante el día descansando en ocasiones una pata trasera pero NUNCA una mano, si alguno estuviese echado cerciórate que se levante si hay una aproximación o una amenaza. Las extremidades y orejas no deben estar calientes, no tiene extremidades hinchadas ni calientes, los pasos al caminar deben ser de la misma longitud distribuyendo equitativamente el peso entre las 4 patas.

Un caballo sano come masticando bien el alimento y toma suficiente agua. Observe que estercole con frecuencia, entre 7 y 10 veces al día, el estiércol debe ser húmedo, suave pero con consistencia y algunos deben fragmentarse al chocar contra el suelo, el color depende de la dieta y es más suave si el caballo está en campo abierto pastando.

Los orines deben ser incoloros o de un amarillento pálido y de consistencia más o menos espesa.

NOTA: En condiciones normales un caballo en reposo no suda, a menos que sea un día caluroso y haya acabado de comer.

Revisión diaria de salud: Es importante saber cómo realizar una revisión básica de salud al caballo. Una tarea sencilla que te servirá para la detección de enfermedades a tiempo, lo que puede suponer en muchos casos aumentar considerablemente la posibilidad de curación.

Para ello debes revisar la respiración, la temperatura y el pulso del animal, de la siguiente forma:

-Temperatura: En caballo mayor a 4 años debe estar entre 37.2ºC y 38.2ºC, un potro puede estar en 38.5ºC y está perfectamente bien.. Para medir esta temperatura lo correcto es la utilización de termómetro; este puede ser digital y es introducido por el recto del animal, cualquier aumento o disminución es ANORMAL. Si no dispones de un termómetro, te recomiendo tocarle las orejas; si están calientes, es un síntoma de que tiene fiebre.

Claro está que el calor en las orejas puede ser producido por otras causas, pero una cosa es cierta, si el caballo tiene las orejas frías puede estar tranquilo porque no tiene fiebre.

-Respiración: La respiración regular en reposo de un caballo mayor a 4 años es entre 8 y 20 respiraciones por minuto. Si es potro puede llegar al doble y te recomiendo observar la respiración SIN SUJETARLO para que no se estrese ya que la respiración aumentará. Por otro lado es importante diferenciar entre la respiración con el abdomen o con el tórax.

-Frecuencia Cardiaca: La frecuencia cardiaca en reposo es entre 28 y 40 latidos por minuto y en esfuerzo físico pueden llegar a 250 por minuto. Cualquier aumento o disminución puede considerarse peligroso, normalmente a medida que aumenta el dolor, aumentan las pulsaciones.

NOTA: Para este caso es recomendable administrar un analgésico SUAVE para que no enmascare el dolor y sólo bajo supervisión medica administrar diurético ya que puede ocasionar deshidratación extrema, sin embargo consulta a tu medico veterinario de confianza.

-Deshidratación: Después de una jornada de trabajo y principalmente si es en época calurosa, el caballo puede presentar síntomas de deshidratación. Conviene saber si dispone todavía de suficiente cantidad de agua en el organismo o si resulta imprescindible darle de beber cuanto antes.

Para eso puedes hacerle un examen rápido que consiste en pellizcar al caballo, con un giro justo en la parte lateral de su cuello. En una situación normal, tras el pellizco la piel volverá a su situación normal de forma inmediata.

Sin embargo, si el pliegue persiste durante unos 3 ó más segundos, podremos considerar que el caballo se encuentra deshidratado. En tal caso, interrumpe el esfuerzo que se esté realizando, camínalo por un lapso de 5 minutos, déjalo reposar otros 5 minutos, mójalo para que se enfríe y descanse y dale de tomar abundantemente agua entre 10 y 15 ºC, si estás en un lugar de mucho frío, será necesario entibiar el agua antes de suministrarla.

También existe el tiempo de llenado capilar. Este debe de ser de 1 a 2 segundos y se evalúa presionando con el dedo pulgar la encía del caballo, al hacerlo deberá observarse una mancha blanca que si está bien sólo aparecerá de 1 a 2 segundos para volver a su color normal, si tarda más de este tiempo indica que tiene un grado de deshidratación.

Hay algunas personas que suministran electrolitos en polvo en el bebedero del caballo para evitar la deshidratación y es lo correcto si la disciplina que ejerces amerita un gran esfuerzo físico del caballo o bien hace mucho calor (te recomiendo cerciorarte con tu veterinario de confianza).

NOTA: Estudios han revelado que bajo ciertas condiciones de calor y humedad el animal puede perder hasta 12 Lt por hora. Esto puede traer otros serios problemas por una pérdida importante de electrolitos como sodio, potasio y cloro.

Adquiere la costumbre de realizar esta revisión básica a diario, crea un hábito en el animal para que se deje consultar sin problemas. Estos sencillos pasos pueden evitarte problemas en un futuro.

Saludos.

Equipo ROMA.

Países que pertenecen a la Fraternidad Roma