Revista City

Pablo es alguien fuera de lo común, amante de la vida ecuestre y un profesional dedicándose a su pasión.

Es el creador del Método ROMA, lo desarrolló en la búsqueda de impartir cursos diferentes a los que ya existían con caballos. Inspirándose en que Roma no se construyó en un día y que si se lee al revés dice AMOR y amor es lo que se requiere para estar con caballos, como Pablo lo comenta.

Hay que amar a los caballos como ellos quieren ser amados y no como nosotros suponemos que quieren ser amados.” Pablo Rojas.

El 50% de éste sistema es una compilación de varios métodos naturales de grandes maestros susurradores, con los cuales estará sumamente agradecido por siempre, como bien lo recalca Pablo.

Pablo buscó lograr el equilibrio entre las enseñanzas adquiridas de sus maestros y sus propias inquietudes y aprendizajes. Consiguiendo así filtrar por medio de la experiencia directa con los caballos, lo más conveniente para ellos y lo mejor para nosotros y así crear una buena relación, pacífica y basada en el RESPETO.

Método Roma busca ser una herramienta fundamental y funcional para cualquier disciplina ecuestre o para cualquier tipo de convivencia con caballos, su propósito es lograr una comunicación armónica entre caballo y jinete, para así lograr el binomio perfecto.

Algunos de los beneficios que aporta Método Roma a los caballos y jinetes son:

▪   Mejorar el rendimiento.

▪   Formar un vínculo amistoso.

▪   Ganarse el amor y el respeto del animal.

▪   Trabajar en armonía para que ambos se diviertan.

▪   Controlar las emociones y dirigir la energía, entre otros más.

El binomio perfecto según Pablo, es aquel que crea una conexión energética inquebrantable con su jinete o manejador, para trabajar y jugar en armonía, mostrando interés y disfrutando su compañía, una relación basada en el respeto, la observación, la madurez y la asertividad.

Así mismo Método Roma no sólo se preocupa por el bienestar animal o una respuesta favorable a las peticiones del jinete, si no también que el jinete crezca a nivel personal para que tenga un cambio en su disciplina ecuestre y a nivel familiar, laboral y social.

Pablo comenta que cada caballo es diferente, unos son valientes, otros reactivos, algunos cobardes, etc…  es por eso que no se puede domar o educar a un caballo con un mismo método, a cada caballo hay que trabajarlo con diferentes técnicas para tener grandes resultados.

A través de Método ROMA, Pablo diseño una guía para identificar correctamente la individualidad de cada caballo, y eso le define la forma en la que se comunicará con él, así mismo la forma en la que le exigirá y le premiará para tener una mejor respuesta y desempeño.

Lo escuche de la gente, pero ahora soy testigo que Método Roma es un curso que te toca el alma.

Por: María Velarde.

 

Países que pertenecen a la Fraternidad Roma